sábado, 10 de noviembre de 2007

Una lugar mágico

Camino de Murcia a Almería, una vez pasado el pueblo de Águilas y justo en el límite de las dos provincias se encuentran un grupo de pequeñas playas entre las que destacan en terreno de Murcia la Cala Reona, y ya en tierras almerienses están Cala Cerrada (en la foto) y Cala Taray en la Playa de las Palmeras; merece la pena parar para darse un baño en sus aguas cálidas y disfrutar de la luz y el sol. En Cala Cerrada y Cala Taray aún quedan algunas cuevas en las que vivían durante las temporadas de verano los pescadores y sus familias, como en esta de la imagen, que aprovecha la formación de la rocas para crear una imagen de fantasía.






.

En la carretera

Camino del sur somos los cíclopes de la imagen
nuestra cámara es nuestro único ojo, el ojo que todo lo ve.