viernes, 28 de noviembre de 2008

Vaticano

Los Museos Vaticanos

Están formados por las obras de arte con acceso al público y esculturas en la Ciudad del Vaticano, los cuales muestran obras de una extensa colección de la Iglesia Católica Romana. La base de sus obras fue la colección privada de Julio II, que fue escogido papa en el año 1503; más tarde otros papas han ido aumentando las extensas colecciones de que constan estos museos. Se compone de diferentes edificios de museos, edificios pontificios, galerías, monumentos y jardines
A este conjunto de edificios también pertenece la Biblioteca Vaticana (abajo en la foto), una de la mejores del mundo.



Momia egipcia.



Detalle de friso Persa.










El origen de los museos vaticanos se configuró a partir de las obras de arte que de manera privada tenía el cardenal Giuliano della Rovere, que cuando fue escogido papa en 1503, con el nombre de Julio II, trasladó su colección al patio del Palacio Belvedere de Inocencio VIII en un gran jardín que se adornó con algunas esculturas, hoy conocido bajo el nombre de "Patio Octógono" : el Apolo, la Venus Feliz, el Nilo, el Tíber, la Ariadna dormida y el grupo de Laocoonte, escultura encontrada el 14 de enero de 1506 en la Domus Aurea de Nerón, en la colina romana del Esquilino;[3] , fue el arquitecto Giuliano da Sangallo el que identificó la escultura que la adquirió el papa Julio II. Se construyeron nuevos edificios y también pasadizos junto con galerías para unirlos con otros, anteriormente edificados; con el paso del tiempo y el acceso al poder de nuevos papas, se fueron desarrollando y ampliando hasta formar los actuales museos.

Los fondos de arte también fueron creciendo gracias a la tradición de las grandes familias italianas de formar colecciones, ya que estas familias eran las que tenían entre sus miembros cardenales que llegaban al pontificado. Por otro lado, las colecciones de obras de arte se enriquecieron y aumentaron gracias a todos los tesoros de las catacumbas romanas, las obras de la Basílica de San Pedro y de las de San Juan de Letrán, así como de todas las excavaciones arqueológicas realizadas en suelo romano, ya que los terrenos donde está situada la Ciudad del Vaticano, fueron ocupados por los etruscos y posteriormente por el Imperio Romano en tiempos de Augusto. En esta zona llamada Jardines de Nerón sufrió martirio san Pedro, y Constantino I el Grande, después de su conversión al cristianismo, hizo construir una basílica hacia el año 326.




Las escaleras de Giuseppe Momo, dan salida a los Museos Vaticanos.







Estado de Vaticano y
La Basílica de San Pedro

El Vaticano (nombre oficial, Estado de la Ciudad del Vaticano) es una ciudad-estado que está enclavada en la ciudad de Roma en la Península Itálica. Es uno de los microestados europeos. Tiene una extensión de 0,439 km² y una población de aproximadamente 900 habitantes,[1] por lo que resulta el Estado soberano menos extenso y menos poblado del mundo, seguido de Mónaco, que cuadruplica su tamaño. Es tan pequeño que sólo la Basílica de San Pedro es un 7% de su superficie; la Basílica y la Plaza de San Pedro ocupan un 20% del territorio, esto lo convierte en el país más urbanizado del mundo. Su nombre viene del Monte Vaticano (del latín "vaticinĭum": predicción; antiguamente moraba la colina un oráculo etrusco). Fue creado en 1929 mediante los Pactos de Letrán celebrados entre la Santa Sede y el entonces Reino de Italia.




La Basílica de San Pedro




Tienda de recuerdos para turistas.












.

Roma eterna V








El Castillo Sant ´Angelo Esta antigua construcción es un gran monumento y un respetable museo hoy en día.







Algo que simplemente no puedes dejar de visitar durante tu visita a Roma. La Fontana de Trevi es un lugar mágico, sobretodo durante la noche.


















.

Roma eterna IV









La Piazza del Popolo, cuya urbanización terminó en el siglo XIX.






El foro romano