martes, 28 de abril de 2009

El sol que cada mañana me despierta.



Mi único reloj es el sol que cada mañana me despierta. Con los primeros rayos de luz que entran límpidos por la ventana y por la puerta (siempre abierta) de mi habitación vuelvo a la realidad de la vida desde el reino de los sueños. Mis sueños muy vividos y siempre posibles.




.