sábado, 12 de septiembre de 2009

El hombre reloj



Existe en Islamabad, capital de Pakistán, un reloj publicitario de grandes dimensiones, este se encuentra situado en pleno centro de la ciudad, justo en el cruce entre la Jinnah Avenue y la 7th Avenue.



Lo más curioso de este reloj y lo que le hace único en el mundo es que no posee mecanismo alguno que lo impulse, ni mecánico ni electrónico ni de ningún otro tipo, y durante la mayor parte del día da las horas perfectamente.


Vista lateral del túmulo en el que se asienta el reloj.





Pero esto no es cosa de magia, tampoco es algún fenómeno paranormal, las saetas o agujas del reloj las mueve una persona con sus propias manos, en concreto un estudiante que durante el día está dentro del reloj y a través de unas manivelas cada minuto actualiza la hora.



Vista trasera en la que se puede apreciar la entrada al interior del reloj.











Gracias al sueldo que gana con tan peculiar trabajo mantiene a toda la familia.