lunes, 14 de diciembre de 2009

Otoño en Skardu

El otoño es pura melancolía para el viajero... recuerdos, si, hablamos de recuerdos.







Skardu en otoño es toda una bendición visual, una recreación para los sentidos.





Poco a poco los colores verdes de los árboles se van transformando en toda una gama tonal amplia y espectacular de rojos, ocres, morados, dorados, naranjas, marrones, negros y amarillos, más de lo que uno pueda imaginar.



Ahora que estoy tan lejos de mi tierra al ver las hojas doradas en los árboles de Skardu me acuerdo de ella y del otoño a orillas del Tormes con los álamos y chopos dejando caer sus hojas para formar una alfombra de oro.


.
Fluyen imágenes en movimiento de mi infancia, en ellas veo barrer al viento las hojas secas caídas en el suelo mientras camino por una calle vacía de mi Salamanca querida.