miércoles, 9 de noviembre de 2011

El anciano


Después muchas horas de conducir por la mítica carretera Karakorum Highway llegamos a una aldea Guijer que  se encuentra entre las altas cumbres, más allá de Balakot.  Es un paisaje imponente frente al cual a uno le faltan las palabras y se siente pequeño; si, nos encontramos a los pies de los montes más elevados del Indus Khus.

El hombre más viejo del lugar nos recibe y nos invita a tomar chai en su casa, nos sentamos en los charpais y conversamos. Estas gentes son de las personas más hospitalarias del mundo.

La escuela



Estos son algunos alumnos de los nómadas guyers a los que dábamos clases de alfabetización en urdu, y de salud e higiene.