viernes, 31 de agosto de 2012

La ciudad de la Cultura, Santiago de Compostela

Una de tantas y tantas obras faraónicas y monumentos al fracaso que algunos de nuestros políticos más despilfarradores han creado en España durante ese periodo en el cual se creía por estas tierras que el dinero crecía en los árboles es esta inacabada "Ciudad de la Cultura".  Situada en lo alto de una colina frete a la hermosa e histórica ciudad de Santiago de Compostela está realizada para hacer honor a la historia de la piedra gallega... baldosas a 800 euros la unidad, bancos a 2.800, o piedra importada desde Brasil cuando Galicia es uno de los mayores productores de piedra en España.


"En enero de 2011 se inauguró la famosa Ciudad de la Cultura, momento cumbre para el pueblo gallego tras once años y cuatrocientos millones de euros después. Veamos la maravillosa utilidad del gran proyecto de Manuel Fraga.



Este proyecto de doble desfase arquitectónico y presupuestario, fue ideado por el ya fallecido presidente de la Junta Gallega, Manuel Fraga, en 1999. Al principio el complejo cultural contaba con 60.000 metros cuadrados, que ocuparía 148.000 metros cuadrados en las faldas del monte Gaiás. En la actualidad el proyecto que habría supuesto  un coste de 108 millones de euros y 12 meses de obra  ya va por la escalofriante cifra de 480 millones, y ha tardado once años en “terminarse”.



El proyecto sujeto a continuas modificaciones, ampliaciones y aumentos de presupuestos, ha hipotecado a los gallegos de por vida y una quinta parte del presupuesto de cultura, además de acentuar la crisis actual.
En la actualidad se han construido cuatro edificios, uno de ellos destinados al archivo, otro a la biblioteca, otro para los servicios centrales y el último para el museo. Hay otros dos edificios que aún siguen en cimientos (paralizados por lo menos hasta dentro de tres años), y lo que es peor, que aún no saben cuál va a ser su uso, pero en construcción están.

El uso que se pensó para la biblioteca,en principio, era el de conservar los libros editados en Galicia o que trataran sobre Galicia, pero luego decidieron ampliarla y conservar alrededor de 1.000.000 de libros, es decir, más grande que la de Berlín.  La idea no tiene pies ni cabeza, ya que ¿de dónde iban a sacar el dinero para mantenerla?, lo mismo pasó con la hemeroteca. También construyeron un 'Palacio de la Ópera' con tres ascensores en el escenario, con capacidad para montar tres óperas en un mismo día.  Ahora se utiliza para diversas actividades como la de impartir conferencias para 60 personas o conciertos para, a lo sumo, 200. Con ella ha pasado lo mismo que con la biblioteca y la hemeroteca, que no se le saca beneficio.





El monte Gaiás era el sueño de Fraga y también el de Eisenman, éste fue el arquitecto estadounidense que diseñó el monumento al holocausto de Berlín, y ganador del concurso convocado por  la Junta Gallega. Solo  uno de los miembros del jurado, Wilfred Wang, votó en contra del proyecto y advirtió de que los costes del proyecto se aumentarían con el tiempo, y que era un disparate.





Peter Eisenman, el encargado de hacer realidad el complejo cultural,  tenía la potestad de elegir sobre temas de urbanización, es decir que le dieron carta blanca para que utilizara todo el dinero que quisiera en la construcción del proyecto, pero el problema no fue del constructor, sino de quienes lo autorizaron,.. ¿Quiénes son los culpables materiales de tal despilfarro?


 

En la actualidad es una ciudad fantasma, con cuatro edificios que rodean un ágora futurista que pretende parecerse a la plaza del Obradorio milenaria, el único fin del mismo es el de recibir impactos de flashes de las cámaras de unos telespectadores que filman incrédulos tal fortuna hipotecada. ¿Dónde está ese reclamo de turistas que iban a visitar día tras día el complejo y a rentabilizar la obra?. Si nos adentramos en uno de los edificios, el de la biblioteca, podemos ver tan solo unos  miles de libros en  estanterías con capacidad para un millón de volúmenes. Este es el flamante resultado de la gran obra de Fraga, unas instalaciones inacabadas e inutilizadas...

Fuente: Rocío Esteban González 

El periodista Manuel Cheda habla sobre la Ciudad de la Cultura gallega

martes, 28 de agosto de 2012

Fotografía para preservar la memoria



Todas estas fotos guardadas en guarismos binarios... ceros y unos, unos y ceros... preservarán por largo tiempo los frágiles recuerdos que se llevaba viento camino del desierto del olvido.